Protección radiaciones electromagnéticas

Qué son las radiaciones electromagnéticas 

Las radiaciones electromagnéticas son la emisión, propagación y transferencia de energía en cualquier medio en forma de radiación electromagnética o partículas. Se emite, tanto a través de fuentes naturales, como de multitud de fuentes artificiales. 

Cualquier sistema biológico (células, plantas, animales o seres humanos) se ve afectado por el espectro electromagnético, ya que la comunicación celular se produce mayoritariamente por electromagnetismo, con lo cual la radiación electromagnética interfiere la comunicación de nuestras células

Los efectos que provocan este espectro electromagnético están determinados por la intensidad del campo magnético. Así, se pueden diferenciar según su longitud de onda aquellas radiaciones electromagnéticas que son de baja frecuencia (las producen instalaciones eléctricas domesticas) de la radiación electromagnética que emiten frecuencias altas (telefonía, Wifis, electrodomésticos inteligentes…).

Tipos de radiación electromagnética en casa 

Dentro de los dispositivos electrónicos que solemos tener en casa, los que nos afectan de un modo más constante son los teléfonos móviles, los emisores de Wifi, el microondas y los teléfonos inalámbricos. Además de todos aquellos aparatos que pasan todo el día encendidos, como el frigorífico, aunque en una menor proporción. 

Wifi y telefonía 

Los elementos que más afectan a nuestros organismos son las antenas de telefonía móvil o repetidores móviles, en particular el 5G; además de los satélites y, por supuesto el teléfono móvil y los sistemas Wifi.

Los teléfonos móviles transmiten energía solo cuando están encendidos. 

La exposición de los usuarios de móviles a las ondas de radio depende de la potencia del teléfono móvil. 

La exposición a esta longitud de onda disminuye significativamente a medida que aumenta la distancia entre la persona y el dispositivo. 

Microondas 

Es posible que sea uno de los más obvios, ya que su propósito es la transformación de energía eléctrica en ondas para calentar los alimentos. 

Están preparados para no dejar salir la radiación, sin embargo, por muy bien sellado que esté, siempre se escapará algo y, como cualquier otro artefacto eléctrico, el paso del tiempo hará que funcione peor, por lo cual es preferible no quedarse mirando cómo gira nuestra comida. 

Esto puede ser un elemento de peligro para los individuos que pasan mucho tiempo cerca de ellos, como trabajadores de bares y restaurantes. Sea como sea, lo mejor es alejarse cuando esté en funcionamiento.

Televisor 

Los televisores emiten campos de baja frecuencia y, aunque es cierto que los nuevos diseños LCD, LED o de plasma han limitado mucho la radiación, para evitar lo máximo posible sus efectos, se debería estar a una distancia resultante de multiplicar por 6 la medida de la diagonal de la pantalla

radiaciones electromagnéticas
Protección de ondas electromagnéticas

Efectos de la radiación electromagnética en la salud 

Varios estudios han demostrado cómo la exposición prolongada a este tipo de radiación puede alterar el sistema de autorregulación de un organismo. Especialmente, en el momento de dormir, que es cuando nuestro cuerpo se auto repara.

Así, sin ni siquiera saberlo, puedes ser parte del 5 o 10% de la población eléctricamente sensible. Las personas con este tipo de hipersensibilidad suelen sufrir dolores de cabeza, insomnio, depresión e irritabilidad

La Organización Mundial de la Salud afirmó en su momento que los teléfonos celulares podían ser la causa de muchos cánceres. Los estudios siguen en curso, pero en varios ensayos se han podido observar un aumento aparente de gliomas, posiblemente debido al uso de estos dispositivos.

Cómo medir la magnitud de las radiaciones electromagnéticas

Para saber la proporción de ondas electromagnéticas que estáis recibiendo, tú y los tuyos, es primordial hacer una medición. Para esto se pueden usar detectores de radiación:

  • Un detector de radiación es un dispositivo de lectura directa manual que muestra en su pantalla una dosis de radiación a corto plazo (generalmente unos minutos).

El procedimiento más popular para medir las radiaciones electromagnéticas a las que está expuesto nuestro hogar es por medio del analizador de espectro, que detecta la magnitud de la radiación, la potencia y la frecuencia. 

Los parámetros límite de densidad de potencia vigentes en España son de 1.000 μW/cm2 para rangos de frecuencia de telefonía móvil (2GHz), mientras que los valores límite en bioconstrucción son bastante inferiores a los legales y evitan en a medida de lo posible, valores mayores a 0,1 μW/cm2 que son los recomendados por el Consejo de Europa. 

Cómo protegerse de las radiaciones electromagnéticas

Muchos de nosotros tratamos que nuestro hogar sea una vivienda saludable y debe tratar de protegernos de las radiaciones electromagnéticas.

Es prácticamente imposible eliminar por completo la exposición a la radiación electromagnética, pero sí se puede minimizar con varias instrucciones:

  1. Apaga el Wifi, especialmente por la noche. Lo ideal es tener internet a través de red de cableado en casa. Es aconsejable apagar o desenchufar cualquier dispositivo que no estemos usando, principalmente el Wifi.
  1. Evita los teléfonos inalámbricos. Estos desprenden frecuencias bajas bastante fuertes. Si tienes que usarlos, asegúrate que sean ECO, o sea, que únicamente desprenden señal cuando se habla por teléfono.
  1. Ventila la vivienda a diario para reducir el exceso de iones positivos. Las radiaciones electromagnéticas cargan los espacios de iones positivos, que son nocivos para la salud. La montaña o la playa, en cambio, son fuentes de iones negativos. Por ello, puedes usar plantas de interior para ayudar a limpiarla.
  2. No uses radio despertador. Si apagamos el Wifi para descansar, pero tenemos un radio despertador al lado de nuestra cabeza, en la mesita de noche, habremos hecho poco. Estos aparatos emiten un importante campo electromagnético. Es mejor sustituirlos por el teléfono móvil en modo avión o por un despertador usual de pilas.
  3. Utiliza manos libres o auriculares inalámbricos para hablar por el móvil. El uso del móvil es inevitable, pero puedes evitar pegarlo a la oreja cuando hables por teléfono o utilizar unos auriculares inalámbricos. Los auriculares convencionales, disminuyen las ondas, pero transmiten la carga eléctrica del dispositivo. Por eso, lo mejor es utilizar manos libres o auriculares inalámbricos.

Asimismo, existen materiales que ayudan a mantener la radiación electromagnética a raya:

Pintura apantallante 

La pintura de apantallamiento electromagnético, conocida también como pintura antirradiación o como pintura para sistemas RFID (Radio Frecuency Identification. Radiofrecuencia, en español), nació debido al ritmo cada vez más frenético de los avances tecnológicos que, aunque nos hacen la vida más cómoda, aún no entendemos hasta qué punto podrían dañar a nuestra salud. 

Así, como en la actualidad nuestros domicilios y negocios permanecen llenos de dispositivos que emiten y reciben ondas de forma constante y se enchufan a la corriente eléctrica, se han diseñado estas pinturas que blindan nuestros espacios vitales ante las radiaciones electromagnéticas provenientes de las antenas de telefonía móvil y las ondas electromagnéticas

Pueden usarse tanto en interiores como exteriores, con un procedimiento similar al de una pintura plástica usual, con conexiones a toma de tierra.

Cortinas apantallantes

Normalmente, la mayor parte de la radiación electromagnética emitida proveniente de las antenas entra por las ventanas. Por eso es importante proteger estos puntos sensibles. 

Para proteger las ventanas de la radiación, puede colocar visillos, cortinas o incluso mosquiteras fabricadas con tejido de blindaje que apantalla la radiación.

Existen diversas gamas de tejidos y telas inhibidoras, con propiedades textiles, que combinan hilos de cobre y plata ultra finos para proporcionar un alto rendimiento de blindaje en las bandas de frecuencias usadas por las redes de telefonía móvil, los sistemas 5G, los sistemas Wifi y otras emisiones de radiación electromagnéticas.

Vinilo adhesivo protector para ventanas

Otra opción para proteger las ventanas de la radiación son las láminas de vinilo adhesivo apantallantes.

Existen estas películas anticontaminación electromagnética que crean una excelente barrera a la propagación de ondas a través de los cristales. Llegan incluso a alcanzar una protección ante la radiación electromagnética de un 99.995%. 

Además, gracias a la superficie interior negra de estos vinilos, mejoran la visibilidad al observar al exterior durante el día. 

La película tiene una capa de metal que la protege de la radiación y una capa adhesiva en el lado opuesto que se activa con el agua. Esta opción es válida si el marco de la ventana es de aluminio, ya que los marcos de PVC o madera son permeables a la radiación si no se tratan con una pintura protectora. Debido a que están diseñados para proteger la entrada de las ondas electromagnéticas a través de los cristales, las instituciones financieras y militares a menudo utilizan estos vinilos adhesivos con la intención de proteger sus secretos del espionaje. 

Cristal apantallante 

A igual que el vinilo, se puede cambiar el cristal de tu ventana por uno apantallante que, además de protegerte de las ondas electromagnéticas, te mejora el aislamiento de la vivienda.

Qué puede hacer Crehabitat por ti

Desde Crehabitat cumplimos siempre con ofrecerte soluciones globales adaptadas a tus necesidades, con un precio y plazo cerrados, acompañándote en el proceso y facilitándote la financiación.

  • Lo primero que hacemos es llevar a cabo una medición inicial para poder valorar el nivel de afectación de radiación en cada una de las zonas de la casa. 
  • Tras ello, procedemos a tomar las acciones correctivas necesarias utilizando revestimientos apantallantes como los mencionados, cristales apantallantes, mosquiteras apantallantes, etc. Según lo que se requiera y se busque conseguir.
  • Una vez terminamos de implementar todas las acciones correctivas, tomamos una nueva medida para saber en qué niveles se encuentra la casa, que deberían ser niveles de radiación normales.

Quiéres una vivienda sostenible

Somos bioconstructores especialistas