En este caso partíamos de una habitación cerrada y techada más un porche abierto. Había que aislar térmicamente suelo, paredes y techo, cerrar parcialmente el porche y generar la distribución de habitaciones, baño y cocina.

Como curiosidad, el aislamiento del suelo e la zona del porche se realizó con botellas de vidrio. De esta manera dimos utilidad a dichas botellas como recipientes de aire, y luego se cubrieron con una capa de mortero de cemento blanco.

El aislamiento se realizo mediante celulosa insuflada.

Las paredes de dicha casa están recubiertas de mortero de cal y se realizo un altillo con cañas y mortero de cemento blanco, imitando el forjado tradicional de la huerta de Murcia.

Los muebles son de madera reciclada y como curiosidad, la mampara de la ducha es una luna delantera de camión.

 

This post is also available in: InglésAlemán